Tienda

El Ferrocarril de Santander a Bilbao

40,00

400 páginas

Más de 500 fotos e ilustraciones

Encuadernado en tapa dura

Sobrecubierta a color

Categoría:
Descripción

Envíos a finales de junio.  Compra ya tu ejemplar.

Para conmemorar el 125 aniversario del ferrocarril de Santander a Bilbao, Maquetrén,
en colaboración con el Museo Vasco del Ferrocarril de Euskotren, publica esta obra
en la que se recogen los principales acontecimientos que impulsaron su construcción en vía métrica y por el interior, la evolución de la empresa concesionaria, así como su quiebra
y rescate por el sector público, primero la Explotación de Ferrocarriles por el Estado,
más tarde Feve y, en la actualidad, Renfe, Adif y Euskal Trenbide Sarea.

El 7 de julio de 1896 la Compañía de los Ferrocarriles de Santander a Bilbao culminó el enlace de los antiguos ferrocarriles del Cadagua y de Santander a Solares, materializando la unión de las capitales de Cantabria y Bizkaia con sus trenes de vía métrica. Aunque este enlace todavía era imperfecto, ya que únicamente llegaba al bilbaíno barrio de Zorrotza y exigía un trasbordo a los trenes de vía ancha del ferrocarril de Bilbao a Portugalete para alcanzar el corazón de la Villa, a partir de 1898 se completó la comunicación con la apertura de la elegante estación de La Concordia.

A lo largo de los últimos 125 años, el ferrocarril de Santander a Bilbao ha vivido el éxito y también la decadencia. Hasta mediados del siglo XX sus trenes fueron imprescindibles para los habitantes, las industrias y las minas de la región que atendían sus vías y para responder a la creciente demanda, sus promotores mejoraron las instalaciones y el material móvil, con innovaciones como la primera locomotora del tipo Mikado que circuló en España. Posteriormente, el desarrollo de los transportes mecánicos por carretera arrinconó al tren hasta relegarlo a un papel secundario aunque aun relevante en las cercanías de Santander y Bilbao, así como en el transporte de mercancías a lo largo de la cornisa cantábrica.