Hemos cambiado de ubicación aunque realmente apenas lo notaremos porque estaremos a unos centenares de metros del pasado año y el evento se ha adelantado unas semanas, algo que seguramente agradeceremos porque tendrá lugar en los primeros días del otoño que se caracterizan por una temperatura agradable.